6 consejos para tener éxito en tus campañas de email marketing para pequeñas empresas

Hace unos meses hablamos acerca de los 50 años de vida del correo electrónico. A pesar de llevar tanto tiempo con nosotros, sigue siendo uno de los medios de comunicación B2C más utilizados, y también uno de los más efectivos. Por eso, vamos a tratar algunos aspectos que te ayudarán a obtener mejores resultados en tus campañas.

¿Qué es el email marketing?

Es una acción de marketing en la que se envían correos electrónicos de forma masiva a una base de contactos, es decir, como si mandases una carta a tus clientes. Es la versión tecnológica del tradicional sistema de buzoneo, sólo que aquí no lo mandas de forma indiscriminada, necesitas tener el consentimiento del suscriptor. Puede parecer un inconveniente, pero piensa que es más efectivo que tu mensaje llegue a gente que ya está dispuesta a recibir tu información. En esta ocasión, la calidad gana frente a la cantidad.

Ventajas del email marketing

Gracias al correo electrónico podemos comunicarnos con clientes de cualquier parte del mundo. ¿Por qué no aprovecharlo para enviarles novedades, descuentos, tutoriales y demás contenido que pueda ser de valor para ellos?

Un atractivo más es la posibilidad de acercarte a potenciales clientes sin tener que realizar una gran inversión. Según la DMA (Data & Marketing Association) casi tres cuartas partes de la población prefiere el modelo de email marketing frente al resto de canales de marketing y publicidad, por delante de redes sociales, banners, mensajes, etc…

¿Ves ahora la importancia de tener una newsletter? No importa si tu marca es pequeña o poco conocida, puedes enfocar tus campañas según tus objetivos y obtener beneficios. Lo importante es que tengas claro qué contenidos vas a ofrecer a tus suscriptores.

claves-email-marketing

Consejos para que tus campañas de email marketing sean eficaces

A continuación descubrirás algunos consejos clave para que tus campañas sean un éxito:

  1. Sigue la normativa legal a rajatabla

Ya lo hemos comentado, pero es muy importante que no hagas envíos de correos electrónicos a nadie que previamente no haya dado su consentimiento. Cada vez la ley de protección de datos es más estricta y es nuestra responsabilidad estar al tanto de todos los cambios.

  • Por un lado, tenemos la ley anti-Spam europea, creada para evitar que los consumidores reciban correos no solicitados. Es de las más sencillas de aplicar: debes tener el consentimiento de esa persona antes de enviarle ningún correo y ofrecer la posibilidad de darse de baja en todos los correos que envíes. Es muy importante que esté bien visible, hay que tratar de facilitar cualquier proceso al suscriptor. Además de cumplir con la normativa, dejarás buena impresión al no ocultar nada.
  • Por otro lado, está el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), también con competencia a nivel europeo. Implica a cualquier negocio que recoja datos personales de cualquier ciudadano europeo. Asegúrate de cumplir con estos requisitos:
  • Es vital que tengas el consentimiento de tu contacto. Aquí entra en juego el doble opt-in, proceso por el que se obtiene el correo de un nuevo suscriptor a través de un formulario, seguidamente le llega un correo de confirmación a esa persona. En el momento que confirma, es cuando se añade su dirección a tu base de datos y es cuando puedes enviarle correos. Aviso a navegantes: no uses casillas previamente marcadas, vamos a ser buena gente y a seguir los dictados del white hat SEO.
  • Durante el registro tienes que ofrecer al suscriptor información del uso que darás a sus datos personales. Recuerda que también hay que facilitarles poder modificar sus datos y la opción de darles de baja/eliminar sus datos personales cuando te lo soliciten.

tips-seguridad-email-marketing

Si necesitas información concreta y más rigurosa puedes consultar el reglamento europeo sobre la protección de datos de las personas físicas.

  1. Personalizar tu newsletter = humanizar tu marca

Recuerda que puedes personalizar el nombre del destinatario. Ya tienes sus datos y sabes su nombre por lo que es una manera estupenda de darle un toque personal al correo y conectar con tus contactos.

Del mismo modo, ellos esperan que haya una persona detrás de esos correos. Puedes poner tu nombre en el remitente para humanizar la marca. En el caso de ser un equipo en la empresa, se pueden ir rotando los nombres según la temática del correo o dependiendo de quien lo haya enviado.

Utiliza fechas especiales como sus cumpleaños, navidades, aniversario de la marca, etc… para enviarles un correo de felicitación, agradecerles que estén suscritos y una pequeña compensación como un descuento o un producto descargable. Ofrecer algo de valor en exclusiva siempre es algo que valorarán de forma positiva y, por tanto, se mantendrán más tiempo en tu base de contactos.

Con personalizar también nos referimos al modo de presentar la información en tus correos. Puedes mantenerte fiel a una estética que sea la que diferencie tu marca o bien, si tienes una marca que pueda generar mucha variedad de contenido, aprovechar los diferentes tipos de formatos que puedes usar, por ejemplo:

  • Fragmentos de tus podcast.
  • Enlaces a tus vídeos/tutoriales.
  • Extractos de entrevistas al equipo, personalidades relevantes de tu sector, etc…
  • Infografías, gráficos, gif’s…
  • Opiniones de clientes, reseñas, etc…
  • Imágenes de las redes sociales de tus clientes usando tu producto/servicio.

En definitiva, echa un vistazo a las novedades y tendencias e intenta aplicarlas siempre que encajen con tu marca. Esto ayudará a ampliar tu público.

  1. Haz pruebas A/B

Testear tus campañas de email marketing puede ayudarte a encontrar el horario perfecto, qué contenido resulta más interesante y muchos otros aspectos que debes tener en cuenta.

Nunca van a funcionar las generalidades para todos los sectores, depende mucho del tipo de público al que te dirijas y tu objetivo. No es lo mismo si quieres centrarte en dar a conocer la marca que sea el lanzamiento de un servicio, una campaña de rebajas o fidelizar al cliente.

Algunos ejemplos que puedes aplicar para testear qué tipo de correo funcionan mejor:

  • Cambiar el título del asunto: Prueba con uno más conciso y con emojis y otro más descriptivo, a ver cuál funciona mejor.
  • Modificar el tratamiento del destinatario: Quizás te funciona mejor llamarle por su nombre de pila o incluir un Sr/Sra. En otros, puedes añadir un pequeño saludo aparte del nombre. Piensa en qué tipo de comunicación quieres tener con tu cliente y el tono con el que se identifica tu marca.
  • Manda el mismo email con imágenes diferentes: ¿cuál funciona mejor?
  • Puedes enviar el mismo email, sólo que en 2 horas distintas.

Una vez que hagas estas pruebas, comprueba en las estadísticas cuál ha funcionado mejor. Puedes hacerlo revisando cuál de los dos ha tenido mejor tasa de apertura, si han clicado en los enlaces, etc…

Recuerda hacerlo de forma periódica para ir mejorando tus resultados. No tiene por qué ser estático, los hábitos de tus contactos irán cambiando con el tiempo y tienes que adaptarte.

  1. El contenido debe ser importante para tu cliente

Ya tienes una base de contactos dispuesta a que les envíes información. Ahora asegúrate de hablar de temas en los que tengas cierta competencia. El objetivo es ofrecerles algo nuevo, de valor, algo que merezca la pena leer y no ignorarlo e incluso cancelar la suscripción porque siempre recibe lo mismo.

Al mismo tiempo, tampoco resulta atractivo un texto excesivamente largo, recuerda que muchos usuarios lo verán a través del móvil y no es recomendable que tengan que hacer mucho scroll. Aunque la información sea de gran valor, hay que tratar de que sea agradable visualmente. Usa párrafos cortos y subraya los puntos importantes para que puedan escanear el texto y quedarse con lo que les interesa.

Apóyate en recursos gráficos y, por supuesto, no olvides añadir un Call to Action que sea llamativo. Ya sea para recordarles que tienen un descuento para un producto abandonado en el carrito, un botón de compra de una oferta o para leer más del último artículo del que hablas en tu blog. Piensa que todo correo tiene un objetivo y es tu labor incitar al suscriptor a que realice una acción.

tips-email-marketing

  1. Facilita que se pueda compartir en redes sociales

Hoy en día es raro que alguien reenvíe una newsletter a sus amigos. Es mucho más común que se compartan cosas por medio de sus redes sociales, así que haz que tu contenido sea compartible añadiendo un enlace a la versión web, enlaces a los productos, etc… Aprovecha que redes sociales como Instagram y Facebook tienen servicio de compra y enlaza también allí. Lo bueno es que puedes comprobar si esta táctica está funcionando cuando veas que el contenido está siendo compartido en redes.

  1. Envía con frecuencia, pero con sentido

El último consejo es que apliques tu sentido común. ¿Generas suficiente contenido como para enviar una newsletter 2 veces a la semana? ¿Es útil, relevante, aporta algo nuevo? Si la respuesta es afirmativa, adelante. Si no, es mejor que te sientes a pensar cuánto puedes ofrecer que realmente tenga valor y quizás te das cuenta de que sólo puedes mandar una vez a la semana, quincenalmente o una vez al mes. Y no pasa nada, cada negocio tiene su modelo.

De nada sirve mandar un correo a la semana si estás diciendo lo mismo. De hecho, puede perjudicarte porque el usuario te verá como otra empresa que hace spam y lo más probable es que, con el tiempo, no haga caso a los correos o cancele directamente la suscripción.

Se trata de que envíes un correo cuando tengas algo que decir. Por otro lado, tampoco es recomendable tener una base de contactos y que luego nunca envíes nada. Mantén una regularidad y mantente fiel a tu estrategia. De este modo conseguirás que tus contactos se transformen en clientes y, posteriormente, en embajadores de tu marca, porque sabrán lo que esperar de ti.

 

Ahora que sabes cómo mejorar tus campañas, te contamos los 7 errores más comunes en una campaña de Email Marketing para que nunca tengas que preocuparte por ello.

¿Te has quedado con ganas de más? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a que tus campañas de email marketing funcionen.