Marketing de Influencers sí, pero ¿cómo lo hago?

Últimamente estamos cansados de escuchar la palabra influencer en todas partes, pero… ¿realmente conocemos en qué consiste y cuál es el secreto del marketing de influencia?

Desde la llegada especialmente de Instagram, el marketing de influencers ha crecido hasta el punto de ser una de las estrategias claves de muchas marcas. Los influencers se han convertido en un elemento esencial para dar a conocer y vender en un mundo en el que dominan las nuevas tecnologías.

¿QUÉ ES UN INFLUENCER?

Para explicar qué es un influencer nos vamos a la RAE que nos indica que es una persona con capacidad para influir sobre otras, principalmente a través de las redes sociales.

Y así es, es una persona con gran visibilidad y protagonismo en internet, con gran poder de prescripción, gran potencial para llegar a un gran número de personas a través del contenido que crea en sus perfiles sociales y, por tanto, capaz de generar un impacto en la sociedad y llegar a ser un auténtico líder de opinión. Es decir, se convierten en auténticos soportes publicitarios con posibilidad de influenciar.

Por lo que, el Marketing de Influencia no es más que la técnica de marketing que utiliza como vía de comunicación los medios propios de los influencers.

VENTAJAS DEL MARKETING DE INFLUENCIA

Esta tendencia ha ido creciendo a la par que las redes sociales y se han ido convirtiendo en referentes para muchos usuarios. Así que es de sentido común que sea un canal súper interesante para anunciar nuestro producto o servicio. Algunas de las ventajas de lanzar una campaña de influencers son:

  • Impactar a tus posibles clientes a través de alguien en quien ya confían. Y eso, inevitablemente, genera una confianza y fiabilidad muy grande. Ya no es que crean en tu marca, sino que creen en el influencer que la recomienda.
  • El alcance de la campaña puede ser muy alto. Ya hay influencers con millones de seguidores a los que se les puede impactar, incluso alguno con más alcance que la propia televisión.
  • Aportar valor y calidad a la marca. Igualmente, la humanizan y gracias a ellos es fácil transmitir los valores de la marca.
  • En algunos casos la segmentación es muy buena ya que hay influencers especializados en casi todos los sectores como comida, deportes, coches, belleza, música, viajes, videojuegos… por lo que son comunidades muy nicho. Otros, sin embargo, tienen comunidades muy horizontales con personas de localizaciones e intereses muy variados.

TIPOS DE INFLUENCERS

tipos-influencers

Entonces, ¿ser influencer es una profesión? Bueno, podríamos decir que es una consecuencia de tener cierto éxito en los canales digitales, pero sí, puede convertirse en una profesión. Esto nos lleva a diferenciar entre los diferentes tipos de influencers que existen:

  • Líderes de opinión: personas con capacidad de influencia gracias a su legitimación, como Bill Gates.
  • Celebrities: personas famosas normalmente deportistas o artistas que se suelen contratar como sponsors de las grandes marcas, como Cristiano Ronaldo.
  • Influencers: nativos de las redes sociales con gran número de seguidores. Sin embargo, no son conocidos fuera de su audiencia y han profesionalizado su actividad, como María Pombo.
  • Microinfluencers: personas que no suelen vivir de las redes sociales, pero tienen un gran poder de prescripción. Normalmente son nicho y no tienen comunidades gigantes, pero sí generan un grado de confianza enorme como “Recetas para ser feliz”.

También es importante distinguir a los influencer según el tipo de plataforma en el que se desenvuelven. Porque, aunque la mayoría están en todas las plataformas o en muchas de ellas, suelen estar especializados en alguna de ellas por su estilo de vida y el tipo de comunicación que generan. Pueden ser youtubers, instagramers, tiktokers…

Y, por último, también se pueden clasificar por el tema concreto del que hablan como lifestyle, gamers, educación, viajes, tecnología…

¿CÓMO SE ELIJE A UN INFLUENCER?

Hasta aquí todo claro, pero ¿cómo se contratan? Porque, sabiendo que hay tanta variedad de influencers, está claro que todas las empresas por pequeñas, grandes o nicho que sean, pueden optar a realizar colaboraciones con ellos. ¡Y así es!

  1. Lo primero es ¿cuál es el objetivo de tu campaña? ¿qué puede aportar la colaboración con influencers? Es decir, en qué punto del funnel de conversión vas a encajar esta colaboración: alcance masivo, consideración, adquisición de compradores, fidelización…
  1. Cuando lo tengas claro debes conocer perfectamente cuál es el target de la campaña, ¿tienes un buyer persona? Esto es fundamental porque la audiencia del influencer debe estar formada por tu público objetivo. Así que debes conocer algunos datos como la edad media, sexo, ubicación, intereses, sector profesional…
  1. Conociendo esto, ¿qué tipo de influencer de los anteriores explicados encaja mejor? ¿Con cuántos te gustaría trabajar?

¿CUÁL ES EL PROCESO DE CONTRATACIÓN DE UN INFLUENCER?

contratacion-influencer

A partir de aquí ya puedes ponerte manos a la obra y tienes 4 opciones:

  • Contactar directamente con el influencer, aunque no es lo común.
  • Hacerlo a través de agencias de representación: mediadores que firman acuerdos con los influencers. Podríamos decir que esto es lo más frecuente.
  • Contratar una agencia de medios y marketing digital: una agencia como nosotros, Valor de Ley, que nos ocupamos de todo.
  • O utilizar una plataformas de influencers: herramientas que te permiten encontrar y contratar campañas de influencers donde subes tu producto y los influencers son los que aceptan si quieren o no realizar la colaboración.

Independientemente de la opción que hayas elegido, debes conocer todo el proceso de contratación con el influencer porque, aunque a priori pueda parecer fácil, no es así. Y si alguna vez lo has hecho, lo sabrás de sobra.

Ahora es el momento de investigar y hacer una lista de los posibles candidatos. Para ello debemos fijarnos en la afinidad con la marca, su audiencia, alcance, engagement, etc. Para todo esto podemos ayudarnos de herramientas como SocialRank, HypeAuditor, Social Audit, Klear, Social Blade… y de las estadísticas que podemos solicitar al propio influencer.

Una vez seleccionados los perfiles adecuados es el momento de contactar con ellos, ver si sienten simpatía por la marca y percibir sus sensaciones e interés. Y, si todo va bien, mandarles un briefing con todos los datos de la campaña y condiciones. Este documento es básico y debe contener todo lo que creas relevante:

  • Contraprestación: dinero o producto.
  • Contrato: fee, exclusividad, penalizaciones, obligaciones…
  • Numero de colaboraciones y timings.
  • Contenido: menciones, hashtags, links…
  • Qué queremos que comuniquen y cómo.
  • Plataforma y formato de la publicación.

Una vez aceptado todos los términos y condiciones habrá que esperar a realizar la colaboración y monitorizarla.  Es importante supervisar que todo marcha según lo previsto para poder corregir si hubiera alguna incidencia.

Por último, como siempre, toca medir los resultados y analizar las estadísticas: audiencia alcanzada, engagement, mensaje, leads, ventas, ROAS/ROI… Aquí también puedes contar con herramientas como Tweet Blindr, Follow the Hashtag, Brandwatch, Google Analytics entre muchas otras. Y, por supuesto, el reporte que te mande cada influencer.

Lo dicho, el Marketing de Influencia es un mundo con un montón de posibilidades y, con el equipo de Valor de Ley de la mano, podemos hacer GRANDES COSAS.