El cine abandona la televisión

Son muchos los festivales de Cine que en estos meses arrancan la sonrisa y llevan la ilusión a los espectadores, al conocer aquellos actores, actrices, directores y técnicos que hacen magia en la gran pantalla, pero por algún motivo en España no todos consiguen deslumbrar con sus focos.

Toda gala vive de sus protagonistas, los premiados, y de sus maestros de ceremonia, y es el número de televidentes que nos conectamos a la pequeña pantalla el que decide si ha sido un éxito o un fracaso.

 

Los Goya: renovarse o morir

En pocas horas arrancan los Goya, no son los Oscar, pero para el mercado español ha sido históricamente nuestro momento de glamour más importante del año, y cuando se han cumplido 36 ediciones, son muchos los grandes artistas que han salido a recoger la famosa estatuilla.

Este año parece que va a ser diferente. La ceremonia de la entrega de premios pretende evitar los comentarios matutinos acerca de los mensajes y de los comentarios del presentador o presentadora de la gala, para centrar la información exclusivamente en sus premiados. Parece que será la primera gala sin presentador.

En lo que parece que es una forma de alegrar a la industria, puede convertirse en su mayor error, con una caída constante del número de espectadores durante los últimos 12 años siguiendo el acto por televisión. Puede que este 2022 sea la muerte definitiva de los Goya, y no consiga enganchar ni a 2 millones de telespectadores.

¿Son los conductores de la gala un activo o un pasivo? Para los televidentes son claramente un activo y desean personajes con carisma o con chispa, pero que enganchen con la audiencia y nos permitan disfrutar nuevamente de Andreu Buenafuente, cuando en 2010 reunió a cerca de cinco millones de espectadores.

Para los organizadores con esta nueva forma de presentar a los premiados, se ganará en dinamismo pero se perderá el hilo argumental. Entienden que se apuesta por un estilo innovador, pero es un experimento que no ha funcionado en otros países.

 

festivales de cine

Vuelta a los orígenes

Los premios Oscar han anunciado hace escasos días que vuelven a lo que siempre les había funcionado. 

Tras unos años sin tener maestro de ceremonias cuando Kevin Hart renunció a presentar la gala tras una polémica en redes sociales por unos comentarios con contenido homófobo del actor, este 2022, en contra de la innovadora decisión de Mariano Barroso, presidente de la Academia de Cine, los Oscar, la gala cinematográfica con mayor número de televidentes y que es retransmitida a más de 200 países, ha decidido volver al origen de su éxito: Glamour con diversión y una historia que contar durante sus más de cuatro horas de duración.

 

Escucha y vencerás

Sigamos sin escuchar a nuestros clientes y seguiremos cayendo año tras año en números de audiencia. El cine abandona la televisión, pero los fans nunca abandonarán el cine. Hay muchos medios digitales donde poder disfrutar del séptimo arte y con estrategias correctas, es posible llevarse la estatuilla a casa.

Si Ibai Llanos y Ramón García en las primeras Campanadas de fin de año desde la Puerta del Sol y utilizando la plataforma Twitch, han emocionado a cerca de 2.5 millones de espectadores, creo que en 2023 se podría sorprender a la industria del cine con unos nuevos premios del sector, en un formato muy actual. Nosotros, desde Valor de Ley, ya tenemos al equipo desarrollando ideas.