Mejora tu CTR con estas palabras mágicas

Los resultados de búsqueda de Google (SERPs, por sus siglas en inglés) son como la calle Gran Vía en Navidades: hay mucha gente, muchas tiendas, marcas, restaurantes, anuncios, luces… y en medio de ese caos, hay unas tiendas que están abarrotadas de clientes y otras que no. ¡Y no digamos ya las que están en las calles secundarias!

Esto se debe a que algunas marcas saben cómo captar la atención de los transeúntes y otras creen que, con estar en una de las calles comerciales más grandes de Madrid, los clientes harán cola para entrar en su tienda. Unas marcas saben qué tienen que hacer para que los clientes entren y otras esperan a que los clientes entren. En este artículo te enseñaremos algunos trucos para que puedas entrar en el primer grupo.

En términos de SEO, todos competimos por estar posicionados en la primera página. Necesitamos destacar frente a la competencia, llamar la atención del usuario, conseguir que haga clic en nuestra página web y satisfaga aquellas necesidades que andaba buscando, ya sea consultar información, dejar sus datos o comprar algún producto.

A lo largo de todo este proceso, hoy explicaremos cómo podemos utilizar las llamadas palabras mágicas para mejorar nuestro CTR. Pero antes de todo, comencemos desde el principio:

¿Qué es el CTR?

El CTR, que como casi todos los nombres en marketing vienen del inglés (Click Through Rate), hace referencia al número de veces que han pinchado en un determinado enlace en relación a la cantidad de veces que se ha mostrado dicho enlace. Si por ejemplo hemos conseguido 5 clicks en 50 ocasiones en las que Google ha mostrado nuestro anuncio en las SERPs, nuestro CTR es de 0,1.

En el caso de los resultados orgánicos, el CTR se ve determinado por el título y la descripción de la página, lo que en la calle Gran Vía sería nuestro escaparate. ¿Y cómo podemos hacer que nuestro escaparate sea más atractivo? Utilizando técnicas de persuasión como las palabras mágicas.

¿Qué son las palabras mágicas?

“Palabras mágicas” es una forma coloquial de denominar a ciertas palabras que, al escucharlas, activan diferentes zonas en el cerebro del interlocutor. Dependiendo de la zona del cerebro a la que queramos evocar, utilizaremos unas u otras. Veamos algunas:

Ejemplos de palabras mágicas:

Nuevo, mejorado o último: hace referencia a la novedad. Los humanos buscamos estar a la última en aquello que nos interesa, es por ello por lo que estas palabras son habituales en la publicidad, especialmente en productos tecnológicos donde las diferencias entre la versión anterior y la nueva muchas veces son mínimas.

Ahora u oferta: se utilizan para despertar en el cliente potencial la sensación de inmediatez. El objetivo es que el cliente sienta que está dejando escapar una oportunidad, de forma que lo más inteligente sería aprovechar la situación.

Siente, imagina o piensa: palabras utilizadas para evocar a la imaginación y los sentimientos. Muy utilizada para transmitir al cliente cómo se sentirá al consumir nuestro producto/servicio o qué

Exclusivo o único: se utilizan para explotar uno de los seis principios de la persuasión: la escasez. A partir de estas palabras, se crea sensación de que un determinado producto o servicio son especiales y, por ende, escasos. Lo que permite incentivar las ventas o aumentar el precio.

Expertos o profesionales: explota el principio persuasivo de autoridad, donde se intenta convencer al cliente de tomar una determinada acción porque supuestos expertos en ese campo lo recomiendan.

Porque: los seres humanos no somos racionales. Tomamos decisiones a partir de nuestras emociones y buscamos darle una justificación práctica a través de la razón, es por ello que esta palabra es tan poderosa. Como múltiples estudios científicos han demostrado, añadiendo un “porque” después de una pregunta ofrecemos al interlocutor una justificación, aumentando las posibilidades de que acepte nuestra petición.

Gratis: es otra de las palabras mágicas más utilizadas. Los seres humanos tendemos a querer los beneficios y rechazar el esfuerzo, y si podemos tener algo a coste 0 bienvenido sea. Es por ello que la palabra Gratis es tan frecuente en publicidad.

Estas son algunas de las palabras que puedes utilizar para mejorar tus técnicas persuasivas y ser de esas tiendas que están abarrotadas de clientes. Ser de esas webs que se llevan toda la atención de los usuarios.

Como recomendación final, queremos recordarte que el contenido de la tienda es más importante que el escaparate. En la película de Spiderman encontramos la célebre frase de: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” que, relacionado a nuestro artículo, sería algo así como: “por mucho que atraigas la atención del usuario si no tienes un contenido de calidad que satisfaga sus necesidades, te aumentará el porcentaje de rebote e irás directo a la segunda página (te echará de la calle Gran Vía)”.

¿No tienes conocimientos de SEO? Imagina que puedes despreocuparte de todas las gestiones de la web y dedicarte al día a día de tu negocio, porque nadie conoce tu empresa mejor que tú. Pide ahora tu presupuesto gratis y deja tu web en manos de expertos con las últimas herramientas. ¿A qué estás esperando? ¡Consigue tu presupuesto exclusivo aquí!