La importancia del rebranding

Dice el refranero que renovarse o morir y… razón no le falta. Resulta imprescindible cambiar lo que no funciona. Cuando notas que tu marca se estanca y que necesitas mejorar su posicionamiento, cuando ves que no estás en el mismo nivel que tus competidores o simplemente necesitas acercarte a otro tipo de público, ahí es cuando aparece el rebranding.

El concepto rebranding abarca la renovación tu imagen de marca no solo a nivel visual sino también en el resto de campos que la forman: tono, valores, estrategia… Todo ha de ir en sintonía para crear un nuevo punto de partida. Pero ¡ojo! No siempre tienes que aplicar todos estos cambios, a veces pueden ser muy sutiles y simplemente con redireccionar el rumbo en algún punto de los mencionados puedes dar con la solución.

 

Pero… ¿cómo sé si es el momento de mejorar mi imagen?

Lo primero y más importante es que, si te has preguntado si la forma de comunicar de tu marca al mundo es la correcta, ya has dado el primer paso. Lo siguiente, como hemos comentado anteriormente, es comprobar si alguno de estos aspectos falla. Hay dos tipos de branding: el proactivo (la propia marca lo hace de manera voluntaria) y el reactivo (la empresa se ve obligada por factores externos). Es por esto que se pueden dar diferentes casos:

 

Cuando tus clientes se alejan de ti

Quizás hayas dejado de ser relevante para tu público, bien porque no te adaptas a sus necesidades actuales o por una mala reputación. Es imprescindible que escuches a tus clientes no solo en lo bueno, sino también en lo no tan bueno. Esto hará que te des cuenta de cuáles son tus puntos fuertes y cuáles los débiles para mejorar.

 

Necesitas diferenciarte de la competencia

Los competidores no solo nos hacen intentar destacarnos para llevarnos el gato al agua sino también nos hacen crecer, ya que nos obligan de manera involuntaria a mejorar para poder ofrecer un servicio mejor que el suyo y que el cliente se decante por nosotros. Un estudio de mercado es la mejor opción.

 

Evolucionar con la actualidad

Los tiempos cambian y seguramente, si tienes una amplia experiencia con tu marca, tus clientes te reconozcan, pero también es posible que tu imagen esté obsoleta. No tienes que buscar las tendencias al pie de la letra, sino que sea atemporal y que funcione igual de aquí a unos años. Evolucionar con la sociedad hará que tu marca crezca.

 

¿Cuál es el papel del diseño en el rebranding?

El diseño juega un papel fundamental y dentro de él existen varios elementos a tener en cuenta para elaborar un rebranding de calidad y acorde con las necesidades de comunicación:

 

Imagen

Tu imagen puede ser representada en un isotipo, en un logotipo o en un imagotipo. Cada marca tiene su propia personalidad, es por ello que este punto es la base para mostrarte al mundo. Un logotipo con fondo rojo con tipografía blanca, ¿te suena verdad? Solo con esta descripción sabrás que estoy hablando de Coca Cola. Gracias a tu logotipo tus clientes te reconocerán de un simple vistazo.

 

Colores

Como hemos hablado en otros post es importante escoger los colores adecuados, cada uno aporta diferentes connotaciones a tu marca. Necesitas colores primarios y secundarios que sean armónicos entre ellos.

 

Tipografía

No es lo mismo representar un estilo moderno con una tipo con serifa que con una sanserif. Dependiendo de cuál sea tu marca y qué vende, habrá una tipografía perfecta para ello. Además hay que tener en cuenta cuál se utilizará para las versiones OFF y cuáles para las ON. La legibilidad de las mismas no es igual en los diferentes soportes.

Las grandes marcas han evolucionado y se están adaptando a la nueva sociedad y a las tecnologías. Cabify, Peugeot, Telefónica y Burger King entre otros han adaptado sus diseños a los cambios tecnológicos con una imagen de gran personalidad. Diseños limpios, minimalistas y reconocibles a pesar de haber cambiado su imagen.

importancia del rebranding

En definitiva, es una reforma interna y externa de tu marca que ha de ser fiel a lo que quieres transmitir, es por esto que al diseñarla es importante no implementar las tendencias solo por seguirlas. Es necesario que todo guarde armonía con lo que representa tu marca. En muchas ocasiones resulta complicado encontrar equilibrio, es por ello que lo mejor para esto es consultar con profesionales que se dediquen a ello. 

 

¿Tu marca necesita un rebranding? Tranqui, aquí estamos nosotros para ayudarte y dar un refresh a tu marca.